365especies.com Biodiversidad con nombre propio (o científico)

26Feb/100

Diodon hystrix

Diodon hystrix es el nombre científico del pez erizo o pez globo. Diodon significa “dos dientes”, haciendo alusión a que esta especie cuenta con un sólo diente en cada mandíbula. Hystrix es una palabra de origen griego que significa "puercoespín".

El pez erizo es un animal solitario que habita en aguas tropicales, a no más de 135 metros de profundidad, cerca de los arrecifes de coral. De coloración grisácea o parda-amarillenta, con numerosos puntos, tiene el cuerpo cubierto de largas espinas eréctiles, plegadas normalmente hacia atrás. Cuando se encuentra en peligro se infla llenando su estómago de agua (o aire, si es que sale a la superficie), lo que le permite duplicar (o incluso triplicar) su tamaño y desplegar sus puntiagudas espinas. Así es realmente difícil y doloroso darle un mordisco. Además, si su atacante decidiera tragárselo la experiencia no sería demasiado agradable, ya que algunas partes de su cuerpo contienen un veneno conocido como tetrodotoxina cuya ingesta hace disminuir todas las constantes vitales, llegando a provocar la muerte.

Archivado en: Animal, Pez | Autor: Elena Sanz Sin comentarios
25Feb/100

Pyrophorus noctilucus

Pyrophorus noctilucus es el nombre científico del cocuyo, también conocido como tucu-tucu. Se trata de un escarabajo de América tropical, de unos tres centímetros de longitud, oblongo, pardo y con dos manchas amarillentas a los lados del tórax, por las cuales despide de noche una luz azulada bastante viva. Tanto es así que se le considera el insecto más luminoso, superando en brillo a las populares luciérnagas. Pasa el día en el bosque al refugio del calor, y alzan su vuelo al atardecer.

Su nombre deriva de los vocablos griegos pyro, 'fuego', y phorus, 'portador'.

Archivado en: Animal, Insecto | Autor: Elena Sanz Sin comentarios
24Feb/100

Varanus komodoensis

Varanus komodoensis es el nombre científico del dragón de Komodo, el lagarto más grande del mundo. Pesa 165 kilogramos y supera los tres metros de longitud. Es endémico de algunas islas de Indonesia central (Komodo, Rinca, Flores,…). Los científicos creen que su inusual talla se debe a un fenómeno conocido como gigantismo insular, que ocurre cuando no hay otros carnívoros competidores en las islas donde habita. Los nativos de Komodo se refieren a este animal como buaya darat, que significa "cocodrilo terrestre".

Mientras es joven vive en los árboles, donde trata de mantenerse a salvo de los ejemplares adultos, muchos de ellos caníbales. Pero al cumplir los 8 meses su excesivo tamaño le obliga a bajar a ras de suelo. Estudios recientes del dragón de Komodo realizados con resonancia magnética han revelado que este reptil posee unas complejas glándulas venenosas con una toxina similar a la de ciertas víboras, que puede paralizar a sus presas tras la mordida.

Se calcula que la población total de los dragones de Komodo que viven en libertad oscila entre 4.000 y 5.000 ejemplares, por lo que está catalogado como vulnerable en la Lista Roja de la UICN. En 2007, un equipo de científicos británicos observaron que dos hembras de esta especie que vivían en cautividad en dos zoológicos, aisladas de los machos, habían sido capaces de reproducirse asexualmente, por partenogénesis. Una noticia esperanzadora que podría ayudar a salvar a la especie de la extinción.

Archivado en: Animal, Reptil | Autor: Elena Sanz Sin comentarios
23Feb/102

Macrotermes michaelseni

Macrotermes michaelseni es el nombre científico de la termita sudafricana. Este insecto social construye sus nidos o termiteros en forma de montículos de tierra de hasta 10 metros de altura, normalmente erigidos al pie de un árbol. En el centro del ajetreado nido hay una habitación especial donde vive la termita reina. Lo más sorprendente es que dentro de los montículos las termitas mantienen una temperatura constante de 31 ºC día y noche, a pesar de que las temperaturas externas oscilan entre 3 y 42 º C. Imitando este sistema se ha erigido en Harere (Zimbawe) el edificio Eastgate, diseñado por el arquitecto Mick Pearce en colaboración con ingenieros de la empresa Arup, que utiliza sólo el 10% de la energía que necesita un edificio convencional de su mismo tamaño, lo que ha permitido ahorrar en sus cinco primeros años más de dos millones y medio de euros en aire acondicionado.

Al contrario que la mayoría de las termitas, Macrotermes michaelseni no puede digerir la celulosa ni la lignina, que son constituyentes básicos de las plantas de las que se alimentan. Para cubrir esta carencia, ha ideado un método curioso: cultiva en sus termiteras un huerto o jardín de hongos en el que crece el micelio de Termitomyces, un hongo que rompe gradualmente la celulosa y genera sustancias que las termitas sí pueden comer.

Otro aspecto sorprendente de estos insectos es su capacidad para comunicarse y trabajar “en equipo”. Por ejemplo, cuando una termita detecta que algún rincón de su “edificio” se ha visto dañado, reacciona rápidamente al peligro con un mecanismo llamado estigmergia (que significa “colaboración a través del medio físico”). En concreto, el animal toma con su boca granos de arena o los propios excrementos y los va colocando en las grietas de la pared con una secreción pegajosa y una sustancia química de alarma, una feromona, que se dispersa por los canales y conductos de la comunidad. Otras termitas golpean sus cabezas repetidamente contra las paredes del termitero en el lugar donde se ha producido la agresión, y todas las termitas que reciben la señal responden poniéndose también a reparar rápidamente las paredes.

Archivado en: Animal, Insecto | Autor: Elena Sanz 2 Comentarios
22Feb/100

Zosterops japonicus

Zosterops japonicus es el nombre científico del anteojitos japonés u ojiblanco japonés, un ave paseriforme de color verdoso cuyo rasgo más distintivo es el anillo de color blanco que muestra alrededor de ambos ojos. Vive en China, Japón, Taiwán, Filipinas y Hawaii.

Se trata de un pájaro pequeño, de 10 a 12 centímetros de longitud, inquieto y muy activo, que pasa la mayor parte del tiempo en los árboles. Es habitual verlo volar en grupos de 5 a 20 individuos, haciendo acrobacias aéreas dignas de los mejores pilotos. Su canto puede oírse a gran distancia y suena algo parecido a “tzee” o “pseet”.

Archivado en: Animal, Ave | Autor: Elena Sanz Sin comentarios
21Feb/100

Hippocampus minotaur

Hippocampus minotaur es el nombre del hipocampo o caballo de mar pigmeo, la especie de caballito de mar más pequeña que se conoce. Mide apenas 18 milímetros y vive en la costa australiana, junto a los arrecifes de coral, a 100 metros de profundidad aproximadamente. Fue descubierto hace pocos años, en 1997. Como sus “hermanos mayores” tiene el cuello curvo, con la cabeza casi en un ángulo recto con el cuerpo y una cola prensil que se enrolla.

El nombre del género deriva del griego hippocampus, union de los terminus hippo, ‘caballo’ y kampos, ‘monstruo marino’.

Archivado en: Animal | Autor: Elena Sanz Sin comentarios
20Feb/100

Myotis lucifugus

Myotis lucifugus es el nombre del científico del pequeño murciélago café que vive en Estados Unidos, Canadá y México. Myotis significa 'orejas de ratón' y el epíteto lucifugus , 'que huye de la luz'.

Este mamífero volador, de hábitos nocturnos, prefiere vivir cerca de arroyos o lagos, y antes de salir cada noche a cazar se acerca al agua y bebe un sorbo en pleno vuelo. Como cazador de insectos nadie lo supera: es capaz de atrapar 1.200 mosquitos en una hora. Y eso que lo hace prácticamente a oscuras. De hecho, se guía y caza por ecolocalización, lo que significa que usa una especie de sonar natural, emitiendo ultrasonidos que rebotan y le permiten detectar objetos y obstáculos a su alrededor además, por supuesto, de a sus presas. Normalmente produce estos ultrasonidos unas 20 veces por segundo. La velocidad de los impulsos aumenta a 200 por segundo cuando ataca a presas voladoras. Su corazón también es muy sofisticado. Puede latir a un ritmo tan lento como 8 pulsaciones por minuto mientras el murciélago hiberna (de octubre a abril), o acelerarse hasta 1300 pulsaciones por minuto, aunque lo habitual es que ronde las 100.

Archivado en: Animal, Mamífero | Autor: Elena Sanz Sin comentarios
18Feb/103

Megaptera novaeangliae

yubarta

Megaptera novaeangliae es el nombre científico de la ballena jorobada o yubarta, un inconfundible cetáceo de cuerpo oscuro con el vientre y el cuello de color blanco. Su pequeña aleta dorsal, ligeramente triangular, está ubicada en una especie de joroba, que se acentúa al arquear su lomo antes de bucear. Tiene grandes aletas pectorales, a las que debe su nombre (megaptera, del latín, significa ‘ala grande’). La aleta caudal es ancha, con forma de mariposa y bordes irregulares, y tiene unas manchas únicas en cada individuo, lo que permite a los científicos su identificación casi como si se tratara de una huella dactilar. Imitando la forma de las aletas de esta ballena, ingenieros de la compañía Whalepower han creado hélices de torres eólicas un 30% más eficientes.

La yubarta vive tanto en océanos polares (Ártico y Antártico) como en océanos tropicales. Y es la reina del espectáculo marino. Por un lado es una acróbata nata, capaz de sacar todo su cuerpo (hasta 16 metros y toneladas) fuera del agua. Además, los machos son muy conocidos por sus cantos para cortejar a las hembras, que pueden durar más de 30 minutos. También es llamativa la estrategia que utiliza para pescar, creando una red circular de burbujas para aislar a sus presas. Después, le basta con abrir su boca de cuatro metros para dar cuenta del festín.

Por si todo esto fuera poco, la ballena jorobada es un animal cosmopolita, que protagoniza largas migraciones cada año en verano y en invierno, alcanzando una velocidad máxima durante sus desplazamientos de 27 kilómetros por hora. Y tiene “buen corazón”. El año pasado, buscando a una especie de orca conocida como “ballena asesina” que caza focas Weddell en la Antártida, los científicos californianos Robert L. Pitman y John W. Durban fueron testigos de algo aún más sorprendente: una ballena jorobada protegiendo a una foca de las fauces de la orca. Sospechan que la foca despertó el instinto de defensa maternal del gran cetáceo.

Archivado en: Animal, Mamífero | Autor: Elena Sanz 3 Comentarios
17Feb/100

Flabellina affinis

Flabellina affinis es el nombre científico de esta babosa de mar o nudibranquio, un molusco gasterópodo hermafrodita muy común en el Mar Mediterráneo. Los apéndices en forma de dedo que salen de su cuerpo, llamados ceratas, tienen funciones digestivas y le confieren un singular aspecto que explica su nombre, derivado del latin flabellus, que significa ‘abanico’. En la cabeza luce dos pares de tentáculos. Los superiores se ocupan del olfato, mientras en los inferiores reside su sentido del tacto.

Archivado en: Animal, Molusco | Autor: Elena Sanz Sin comentarios
16Feb/100

Dyscophus antongilii

sapo-tomate

Dyscophus antongilii es el nombre científico del sapo tomate, un anfibio endémico de las selvas tropicales de la Isla de Madagascar (África). A pesar de sus vivos colores rojizos y su preferencia por vivir zonas de aguas tranquilas, no hay que dejarse engañar por su aspecto inofensivo. Si se siente amenazado, este sapo se hincha emulando el aspecto de un auténtico tomate. Y si esto no es suficiente para evitar que el depredador se abalance sobre él, libera una sustancia pegajosa que se adhiere a los ojos, los dientes y la boca de su atacante. Una serpiente puede tardar hasta dos días en quitarse totalmente este ungüento pegajoso de sus fauces.

En malgache, la lengua nativa de Madagascar, recibe el apodo de “Sangongon” por su característica forma de croar. Actualmente la especie se encuentra en peligro debido a la deforestación que sufre la isla.

Archivado en: Anfibio, Animal | Autor: Elena Sanz Sin comentarios